Comunicados de prensa

Tres retos de las elecciones de Congreso y Presidente según la MOE

10 marzo, 2017 0 Comentarios

En el lanzamiento de la observación electoral a las elecciones de Congreso y Presidencia de 2018, la MOE alertó los tres grandes retos que tiene el país de cara a afrontar con todas las garantías los procesos electorales venideros.

  • La financiación ilegal y el sub reporte que se deriva es causante de la corrupción en las administraciones públicas.
  • Hay 214 municipios donde sus censos electorales son demasiado pequeños para el tamaño de su población. 4 municipios podrían tener la mitad de sus ciudadanos sin cédula.
  • Las reglas de juego de las elecciones aún no están completas, vía “Fast Track” hay temas estructurales por resolver.

La Misión de Observación Electoral MOE, que estima sacar más de 9.000 observadores y observadoras en más de 500 municipios para los comicios de 2018, también presentó su estrategia diferenciada de observación tanto en las zonas veredales transitorias de normalización, como en regiones donde se desarrollarán Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial y en las Circunscripciones Especiales de Paz.

  1. El control a la financiación de las campañas

Para la MOE, la falta de mecanismos para frenar el uso desmedido, e ilícito, de la financiación, es la puerta de entrada a la corrupción en el Estado.

Por ejemplo, según datos de Cuentas Claras en total los candidatos se gastaron 196 mil millones de pesos en la campaña electoral de Congreso 2014. La financiación estatal mediante anticipo fue de 15 mil millones, lo que representa apenas el 8% de lo gastado por los candidatos. Otro 12% fueron créditos bancarios, lo que significa que el 80% de la financiación de las campañas proviene de donaciones, créditos personales y familiares, que en la práctica son difíciles de verificar y controlar.

En el caso de Presidencia los candidatos (5) gastaron 66 mil millones de pesos en la campaña de Primera Vuelta y casi 19 mil millones en la de Segunda Vuelta en 2014. Es decir que la campaña de las dos vueltas presidenciales costó 85 mil millones de pesos.

De los 66 mil millones gastados en la campaña de primera vuelta, el 45% (casi 30 mil millones de pesos) fueron cubiertos por anticipos del Estado. Los anticipos fueron solicitados por cuatro de los cinco candidatos. En la segunda vuelta ninguno de los dos candidatos usó financiación estatal.

Esto deja ver la magnitud de recursos que no están bajo el control estricto de las autoridades y que podría ser bastante mayor, teniendo en cuenta que persisten las dudas sobre el interés de las campañas políticas por reportar públicamente el 100% del origen de su financiación ante las autoridades.

Hoy en Colombia, para la MOE, hay una opacidad real en el control de las contribuciones a través de fundaciones de “papel”; de los créditos otorgados por personas naturales (sobre los cuales no hay control para saber si se pagan realmente o si son en realidad aportes) y sobre las donaciones, en donde es posible que recursos de origen ilícito ingresen a nombre de “personas fachada”.

  1. Cambios drásticos en la demografía electoral

El segundo gran reto tiene que ver con las variaciones de censo que puede presentar el país para este proceso electoral. Según la MOE existen 214 municipios con censos electorales demasiado pequeños para el tamaño de su población (lo que sugiere que tienen población no cedulada) y que en la mayoría de los casos corresponden a zonas afectadas por el conflicto armado y el abandono estatal.

Nivel de priorización Número de municipios Estimativo de %

de habitantes no cedulados

(promedio de la categoría)

Bajo 114 4%
Medio 68 17%
Alto 28 35%
Extremo 4 51%
Total de municipios 214

 

La mitad (12 de 25) de los municipios con donde se instalan las zonas veredales y campamentos para el proceso de desarme y desmovilización de las FARC tienen posible déficit de cedulación en su población.

  Municipios con zonas veredales y posible falta de cedulación Departamento
1 Buenos Aires Cauca
2 Miranda Cauca
3 Riosucio Chocó
4 La Montañita Caquetá
5 San Vicente del Caguán Caquetá
6 Vistahermosa Meta
7 Policarpa Nariño
8 Remedios Antioquia
9 San José del Guaviare Guaviare
10 San Andrés de Tumaco Nariño
11 Tierralta Córdoba
12 La Macarena Meta

 

Para la MOE, este proceso electoral puede ser el primer acercamiento a la democracia participativa por parte de una gran cantidad de ciudadanos que vivían en municipios afectados por el conflicto armado.

Al mismo tiempo la MOE señaló que debido al retorno de colombianos desde Venezuela, más evidente en estos últimos tres años, el censo electoral se podría modificar principalmente en los departamentos de frontera y en algunos departamentos de la Costa Caribe.

Es importante adoptar las medidas necesarias para que estos fenómenos no sean entendidos de manera equívoca como trashumancia electoral.

Finalmente, las Circunscripciones Especiales de Paz también traerán una nueva geografía electoral y seguramente una mayor participación e inscripción de ciudadanos en puestos de votación. Para la MOE es fundamental trabajar con la Registraduría en la realización de campañas de cedulación y en pedagogía democrática, especialmente en estas regiones.

Así mismo la MOE invitó a la Registraduría a evaluar el número y distribución actual de los puestos de votación a fin de acercar las urnas a los ciudadanos y ciudadanas que habitan estos 214 municipios que históricamente han sido afectados por la violencia y el olvido estatal.

La MOE reitera la importancia de la comprensión por parte de las autoridades de la nueva demografía electoral que se empezará a dibujar a partir de mañana, sábado 11 de marzo, cuando inicia el proceso de inscripción de cédulas para las elecciones legislativas de marzo de 2018.  Según la MOE, para que se pueda diferenciar la trashumancia electoral de las migraciones legítimas producto de la coyuntura que está viviendo el país.

  • Nuevas reglas electorales y otras que aún están en debate

El Congreso de Colombia pasará de 268 curules en 2014, a una cifra de entre 286 y 296 congresistas por cuenta de las reformas recientes. Por un lado, el “Equilibrio de poderes” de 2015 agregó un Senador (el candidato a Presidente con la segunda mayor votación) y un Representante a la Cámara (la formula vicepresidencial de la segunda mayor votación). Esta misma reforma eliminó un Representante de Colombianos en el Exterior, y creó un Representante de las comunidades Raizales, curul que falta reglamentar. Así mismo se incorporarán nuevas reglas para brindar garantías a la oposición política.

Adicionalmente se crearán 16 circunscripciones transitorias especiales de paz en la Cámara de Representantes y, en virtud del Acuerdo de Paz, se otorgarán 5 curules en el Senado y 5 en la Cámara al movimiento político que surja de las FARC. Estas curules serán adicionales si este movimiento no se las gana en las elecciones ordinarias.

Otra reforma importante tiene que ver con las Coaliciones, ya que partidos con personería jurídica que sumaron menos del 15% de los votos válidos de su circunscripción (todo el país en el Senado, o cada departamento en la Cámara) en la elección anterior, podrán hacer coaliciones para las próximas elecciones.

Esta regla sobre coaliciones genera incertidumbre sobre cómo será la financiación de esas campañas, la responsabilidad política que asumen los partidos políticos en coalición y el funcionamiento de las bancadas tanto en Congreso desde el próximo año, como las Asambleas y Concejos que se elegirán en 2019.

Finalmente la MOE señaló que tendrá una especial atención en todas las etapas del proceso electoral en municipios que estén en las nuevas circunscripciones de Paz, en los ZVTN y en aquellos municipios en donde históricamente hubo presencia de las FARC.

PUBLICACIONES RELACIONADAS:

Publicaciones recomendadas