Observación electoral a autoridades locales

Observador Local MOEObservación a Gobernación, Alcaldía, Asamblea Departamental, Concejo Municipal y Juntas Administradoras Locales

 La observación sobre la calidad de las elecciones es aquella que vigila el estricto cumplimiento de la legislación electoral sin hacer valoraciones políticas ni ejercicios sobre percepciones electorales o políticas.

Hasta el momento hemos observado tres ciclos electorales de autoridades locales (2007-2011-2015) con un promedio de 4404 observadores en calle en cada jornada. Sumadas todas las observaciones, la hemos realizado 74 observaciones a procesos democráticos.

Los observadores son ciudadanos voluntarios que se vinculan a través de  organizaciones de la sociedad civil que conforman las redes de apoyo de la MOE en todo el país. La MOE Nacional capacita a los coordinadores regionales y a los observadores y observadoras en sistema electoral colombiano, delitos electorales y técnicas de observación electoral. Serán entregadas de manera permanente instrumentos de información, formación y capacitación como instructivos, cartillas y guías sobre observación electoral.

La capacitación a observadores y observadores incluye también el manejo de los formularios técnicamente diseñados, que deben aplicar el día de elecciones:

  • Observación Apertura de votaciones.
  • Observación en Puesto de Votación.
  • Observación Cierre y conteo de votos.
  • Observación Itinerante.
  • Observación de Escrutinio.

Se han desplegado 39.843 observadores desde el año 2006 hasta hoy.

Quiénes pueden ser observadores

Todos los colombianos y colombianas aptos para participar en procesos electorales, con cédula de ciudadanía y con deseos de trabajar de manera cívica y voluntaria como observadores.

Quiénes No pueden ser observadores

  • Los candidatos a cualquiera de las corporaciones públicas
  • Los dirigentes o activistas de un partido político
  • Los funcionarios públicos
  • Los ciudadanos que no estén comprometidos con la paz y la democracia

Qué hace y qué no hace un observador electoral

  • La función del observador es tomar nota. No hace orientación, ni impugnación, ni reclamaciones.
  • El observador no es un guía electoral. Si alguien solicita información, debe remitirla a quien corresponda.
  • El observador no es un testigo ni autoridad electoral. Actúa a nombre de la ciudadanía y de la democracia y pone sus ojos y sus oídos al servicio de los procesos electorales para reportar posibles irregularidades.
  • No porta propagandas ni distintivos de ningún partido u organización social pues no representa a ninguna de ellas.
  • Porta de manera visible su credencial de observador/a, expedida por la autoridad electoral competente, que es la autorización para ejercer su función.
  • Solo entrega información a su coordinador y a su observador itinerante. En ningún caso hace declaraciones públicas.