Autoridades localesComunicacionesComunicados de prensaDatos y mapasMedios y democraciaViolencia política

Es urgente brindar garantías de seguridad electoral en Nariño: MOE

19 julio, 2019 0 Comentarios

Nariño ocupa el quinto lugar entre los departamentos más afectados por la violencia política en estas elecciones locales.

Según la Misión de Observación Electoral- MOE- la situación de violencia política y de presencia de grupos armados al margen de la ley en el departamento de Nariño impactará de manera grave las condiciones de seguridad y transparencia de las próximas elecciones locales de octubre si las autoridades no toman oportunamente medidas de mitigación de los riesgos de violencia.

Para Alejandra Barrios Cabrera, directora nacional de la MOE “la situación de violencia ocasionada por grupos armados al margen de la ley, así como la intimidación que hay en el departamento a líderes políticos y sociales deben prender las alarmas de las autoridades, ya que se debe garantizar que los aspirantes a distintos cargos sientan la seguridad de poder hacer campaña en todo el departamento”. 

“Es imperativo hacer Comisiones de Seguimiento Electoral, municipal y departamental, que estén articuladas para conocer los factores de riesgo por violencia que tienen los candidatos para ejercer la política en el departamento, en la medida en que la seguridad es una responsabilidad tanto de las autoridades locales, como del Ministerio Público, las autoridades nacionales y también los partidos y movimientos políticos, que deben ser corresponsables de la seguridad de sus candidatos y militantes”.

Panorama de violencia política en Nariño

Según el informe de la MOE, Nariño ocupa el quinto lugar del país entre los departamentos más afectados por la violencia política, con 14 hechos contra líderes políticos, sociales y comunales desde el 27 de octubre de 2018 hasta el 27 de junio de 2019 (12 asesinatos y 2 atentados). Sin embargo, en otros departamentos predominan las amenazas. En cambio, según los datos de la Organización, Nariño ocupa el segundo lugar nacional en letalidad, con 12 líderes asesinados, detrás del departamento del Cauca, que registra 13.

De los 14 líderes víctimas de violencia en Nariño, 9 son líderes sociales, otros dos son miembros de juntas de acción comunal y 3 son líderes políticos. “Es completamente preocupante que incluso antes del inicio de la campaña electoral se esté matando a personas que piensan participar en las elecciones de octubre”, manifestó la directora Barrios Cabrera.

La MOE registra para estas elecciones locales el asesinato de un precandidato al concejo por el partido MAIS en el municipio de Mallama, en mayo. En el mismo mes se presentó el asesinato de la personera municipal de Samaniego, y en enero había sucedido un atentado en contra de un exconcejal de Cambio Radical en Tumaco.

Es preciso recordar que en junio pasado también fue afectada la libertad de prensa en ese departamento, al presentarse el asesinato de un periodista de emisora local en Samaniego.

Se agrava la situación de orden público en Nariño

Frente a la presencia de actores armados al margen de la ley, la MOE recordó que Tumaco, de acuerdo con el monitoreo de la Organización, es el municipio con mayor cantidad de hechos violentos, los cuales se han presentado en zona rural, al registrar 14 acciones bélicas y un amedrentamiento por parte de disidencias de las FARC.

Igualmente, según el monitoreo de Naciones Unidas sobre cultivos ilícitos en Colombia para 2017, Tumaco es el municipio con más cultivos de coca en Colombia, con 19.517 hectáreas.

Por otro lado, la MOE llama la atención sobre la confrontación armada que se ha venido presentando en el municipio de Policarpa entre disidencias de las FARC, aliadas con el ELN, y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), donde la población se ha visto amedrentada y confinada por los combates entre estos grupos armados.

El ELN realizó un paro armado del 15 al 18 de julio, en medio del cual atravesó un carro con explosivos en la vía que comunica a Pasto con Tumaco. Además, el grupo armado atacó una base militar en Samaniego el pasado 17 de julio, dejando al municipio sin energía eléctrica. De igual modo, emboscadas en Cumbitara han causado la desaparición de miembros de la Fuerza Pública.

Con este panorama la coordinadora de la MOE regional Nariño, Franly Romo Melo, ha pedido al Gobierno Nacional que articule acciones directamente con los aportes y denuncias que se dan en el marco de las Comisiones de Seguimiento Electoral realizadas a nivel departamental y municipal, ya que son los espacios idóneos para que partidos políticos, campañas y sociedad civil planteen las problemáticas de seguridad que se suceden en el departamento durante las elecciones locales 2019.

PUBLICACIONES RELACIONADAS:

Publicaciones recomendadas